miércoles, 30 de septiembre de 2009

OJOS CALIDOSCÓPICOS




Llora el viento un nombre que no es Mary,
Corren despavoridas aves artificiales,
pinceles de cera que menudean a los grandes,
estrías inarmónicas de severo y respetable embrujo, garabatos
parecen desfilar por la espiral infinita de tu rastro, Lucy.

No nos ayudaste en realidad , es más, nunca te gustó
Esa manera nuestra de homenajearte,
Quizás ahora tenga más sentido nuestro trono, hey Jude?
Sea más propio tu retrato que el que te hizo Juls,

Cuarenta y seis son pocos años comparados con los que vivirás,
olisqueando el azahar y las mandarinas; cansada de ver ese techo espeso,
goteando viscosos pedazos de confitura fresca,
que abonarán tu regadío de celofán amarillo y verde,
que aunque seco, crecerá y crecerá.

Aunque nunca más allá de ti, Lucy, cuando te vayas,
Con ese torniquete cromático en tus ojos, nunca más allá.

Te buscaremos en el río, bajo el puente,
En el recreo infantil de caballitos de madera y golosinas,
pero no estarás,
porque ya te dije, que no,
no nos sirves, así.

Mejor, imagínate varada en una estación de tren,
En la estación donde te dejaron esos taxis de papel,
Donde los guardias llevan corbatas que parecen de cristal,
Donde siempre estarás, Lucy, con las nubes brillantes
Donde recelosa dudarás si entrar en tu parnaso,

Ahora que está ahí, no perderla de vista,
La chica de ojos calidoscópicos,
súbita,repentina, a la vuelta de la esquina
quédate, Lucy, quédate quieta,así, en las alturas escondidas,
con tu antifaz inocente,Lucy, allí,
con todos los diamentes,Lucy, como botín.




A la memoria de Lucy O´Donnell (1963-2009)

domingo, 27 de septiembre de 2009

Un cómic de Pulitzer

Para los que nuestra experiencia lectora en el cómic se quedó en algunos volúmenes de Tintín y de Mortadelo y Filemón que leímos en nuestra infancia, la impresionante evolución del género en los últimos años nos deja impresionados. En esta edad de oro de la ahora llamada novela gráfica hay un título imprescindible, que yo tuve el placer de leer hace unas semanas: Maus de Art Spiegelman.

Esta obra, que mereció el primer Pulitzer de la historia para un cómic en 1992, narra uno de los hechos más deleznables del Siglo XX: el Holocausto sufrido por millones de judíos. El libro se centra en la historia de los padres del autor, dos judíos polacos que sobrevivieron, tras mil penalidades, los campos de concentración nazis.


Pero Mauss ofrece un enfoque original a este tema tantas veces retratado en la literatura y en el cine. En primer lugar el propio formato de cómic, un género asociado durante décadas al humor o a los superhéroes. En segundo lugar destaca el retrato que hace de los personajes: cada persona es dibujada como un animal humanizado dependiendo de su nacionalidad, de tal forma que los judíos son ratones, los polacos cerdos, los alemanos gatos, etc. Pero lo más interesante, desde mi punto de vista, es el marco narrativo del libro: que muestra cómo el padre del autor le cuenta a éste su experiencia en los campos de concentración, y la tensa relación que se establece entre ambos.

Maus es sin duda un libro imprescindible para los que estamos iniciándonos en esto de la novela gráfica.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Últimas horas para colaborar en MA8

Queridos iletrados, estrujaos las neuronas, exprimid vuestras plumas y las teclas de vuestro ordenador, porque sólo tenéis hasta el Domingo por la noche para colaborar en Manifiesto Azul 8.
Aún estáis a tiempo para mandar vuestros poemas, microrrelatos, ilustraciones o breves ensayos a colectivoiletrados@hotmail.com
No os descuidéis, porque a partir del lunes comenzamos a preparar el nuevo número de nuestro fanzine.

martes, 15 de septiembre de 2009

lunes, 14 de septiembre de 2009

Mixture is the future

Para un niño de padre norteamericano y madre argentina que a los 12 años ya había recorrido prácticamente todo el continente (nació en Alaska y vivió en la Bahía de San Francisco y terminó su infancia en Buenos Aires y su juventud en Montevideo ), el desarraigo es un instinto inevitable. El joven Kevin decidió dejar Argentina a los veintiseis años e inicar su retorno a la tierra de las oportunidades pero esta vez, a la costa este (según él "Nueva York no es Estados Unidos"). Allí, su naturaleza musical adquirió ese matiz cosmopolita que completa su particular y cachonda manera de entender la música. Su consagración le ha llegado a este cantautor bilingüe y con cierto aire a Bryan Adams en su rostro, con la creación de su grupo "THE NADA", lleva cuatro discos y estuvo nominado a los Grammy Latinos. Ahora esta presentando un libro que ya admira Matt Groening (¿no sé por qué?), se llama como una de sus canciones, OOPS!. Os dejo unos videos donde podéis ver que la originalidad no está sólo en su música. Sus melodías son un cóctel de milonga, pop, cumbia, reggae, rumba, bolero; todo, aderezado con matices porteños y guiños cómicos a otros estilos, ritmos, una tremenda red de referencias... Cada disco es un enclave musical refrescante, profundo y risueño. Puede resultar exótico, tierno y con un gran germen reflexivo, como la semilla del aguacate, en algunas ocasiones pero la mayoría de las veces es tan canalla, picante y adictivo como el guacamole. Parece tenerlo bastante claro: "mixture is the future"

Discografía:

THE NADA (2000)

SUR O NO SUR (2002)

CITY ZEN (2004)

LOGO (2007)


video video video

jueves, 10 de septiembre de 2009

Septiembre poético. Trasnochando.

.

La poesía también tiene cabida este mes de fiestas en Murcia. De la mano de conocidos poetas de nuestra ciudad, se celebra estos días el ciclo "Trasnochando", lectura de textos literarios que tienen como tema central el conocido motivo del viaje. Lo podéis disfrutar en el Museo de la Ciudad durante tres días consecutivos (martes 9, miércoles 10 y jueves 11) a las 23.45 h. Así que esta noche tendréis la última oportunidad de asistir.
Porque no todo es la feria en el septiembre murciano.

Enlace a la agenda del ciclo: La verdad.es/agenda

lunes, 7 de septiembre de 2009

El otro


EL OTRO

El otro era de mi edad, y también procedía de Murcia, como yo. Según me contaron estudiaba en la misma biblioteca que yo y realizaba una tesis doctoral sobre literatura, como yo. Ahí acababan las semejanzas.
A juicio de los que le conocían, el otro era un poco más alto y su belleza recibía de las mujeres unos adjetivos que mi físico jamás ha merecido. Todos estaban de acuerdo en que el otro era de una simpatía desbordante, lo que le granjeaba una amistad con los compañeros que yo nunca he logrado.

Harto de las comparaciones y sumamente intrigado, he recorrido de punta a cabo la biblioteca, pero no encuentro a nadie que encaje en la descripción del otro.

Mientras escribo estas líneas, veo a un grupo de compañeras que me saludan desde el otro lado de la ventana. Hasta hoy nunca me habían dirigido una mirada, pero me sonríen y agitan las manos con una calidez inaudita.


Basilio Pujante Cascales