miércoles, 30 de septiembre de 2009

OJOS CALIDOSCÓPICOS




Llora el viento un nombre que no es Mary,
Corren despavoridas aves artificiales,
pinceles de cera que menudean a los grandes,
estrías inarmónicas de severo y respetable embrujo, garabatos
parecen desfilar por la espiral infinita de tu rastro, Lucy.

No nos ayudaste en realidad , es más, nunca te gustó
Esa manera nuestra de homenajearte,
Quizás ahora tenga más sentido nuestro trono, hey Jude?
Sea más propio tu retrato que el que te hizo Juls,

Cuarenta y seis son pocos años comparados con los que vivirás,
olisqueando el azahar y las mandarinas; cansada de ver ese techo espeso,
goteando viscosos pedazos de confitura fresca,
que abonarán tu regadío de celofán amarillo y verde,
que aunque seco, crecerá y crecerá.

Aunque nunca más allá de ti, Lucy, cuando te vayas,
Con ese torniquete cromático en tus ojos, nunca más allá.

Te buscaremos en el río, bajo el puente,
En el recreo infantil de caballitos de madera y golosinas,
pero no estarás,
porque ya te dije, que no,
no nos sirves, así.

Mejor, imagínate varada en una estación de tren,
En la estación donde te dejaron esos taxis de papel,
Donde los guardias llevan corbatas que parecen de cristal,
Donde siempre estarás, Lucy, con las nubes brillantes
Donde recelosa dudarás si entrar en tu parnaso,

Ahora que está ahí, no perderla de vista,
La chica de ojos calidoscópicos,
súbita,repentina, a la vuelta de la esquina
quédate, Lucy, quédate quieta,así, en las alturas escondidas,
con tu antifaz inocente,Lucy, allí,
con todos los diamentes,Lucy, como botín.




A la memoria de Lucy O´Donnell (1963-2009)

5 comentarios:

basiliopc dijo...

L.S.D.
Qué suerte tuvo esta mujer de inspirar esa pedazo de canción.

caperucitazul dijo...

Me encanta!

Anónimo dijo...

"Brillantes son las estrellas que resplandecen, el cielo es oscuro
y sé que este amor mío nunca morirá.
Algo en su manera de moverse
me atrae como ninguna otra. En alguna parte de su sonrisa ella sabe que no necesito a otra porque el mundo es redondo y el viento es fuerte. Porque el cielo es azul y me hace llorar y cuando la noche es sombría hay aún una luz que brilla sobre mi, brilla hasta mañana. No hay ningún lugar donde puedas estar que no sea donde tenías que estar. Siempre, no a veces, creo que soy yo, pero sé cuando es un sueño y creo que sé cuando quiero decir " sí",pero es totalmente falso, es decir, no creo estar de acuerdo. La vida es muy corta y no hay tiempo para quejarse y pelearse. Tu día se desmorona, tu mente añora.
Descubres que todas las palabras de amabilidad permanecen aún cuando ella ya no te necesita y en sus ojos no ves nada, ningún rastro de amor tras las lágrimas.
Llorar por nadie, la quiero en todo lugar y está a mi lado. Sé que nunca me importará pero amarla es necesitarla en todo lugar,
sabiendo que el amor es para compartir, cada uno sabiendo que el amor nunca muere, viendo sus ojos y sabiendo que siempre estaré allí.
El amor es viejo, el amor es nuevo
El amor es todo, el amor eres tú."

Hola, me he tomado la licencia de escribir unas palabras a través de sus letras, un pequeño homenaje al creador de otro gran homenaje.

Saludos iletrados.

Óscar.

Leunam Nauj dijo...

muchísimas gracias Óscar por esa licencia, es una lástima que el amor sea tan incierto como la vida, pero tiene como contrapartida un poder que puede hacernos inmortales.

Anónimo dijo...

muchas gracias a tí, Juanma por el excelnete artículo... siempre Beatles, unas melodías que siempre llevo conmigo..