martes, 14 de junio de 2011

25 años sin Borges


Hoy 14 de Junio se cumplen 25 años de la muerte de Jorge Luis Borges. Queremos recordar al genio argentino con una foto de la visita a su tumba en el cementerio de Ginebra que 3 de los iletrados hicimos hace un par de años y con un poema. Valga este pequeño homenaje para animar a leer la obra eterna de Borges.

ARTE POÉTICA


Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.

Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.

Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo,

ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.

A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.

Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios.

También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable.


2 comentarios:

PEDRO PUJANTE dijo...

Borges, sigue vivo, gracias a gente como vosotros que seguís insuflando vida a través de su recuerdo. Funes murió pero seguimos nosotros para abarcar, retomar su vasta memoria, que repartida entre todos, se vuelve eterna, compartida...

anonimo dijo...

Una traducción al francés mía de "Un Ciego"
http://lit-et-raire.blogspot.com/2011/06/poesias-y-sus-traducciones_15.html

Un aveugle (Jorge Luis Borges)

Je ne sais quel visage me considère
quand je regarde le visage de la glace;
je ne sais quel ancien guette en son palace
de silencieuse et fatiguée colère.

Lent dans mon ombre, de la main j´explore
mes invisibles traits. Une déchirure
m´atteint. J´ai entrevu ta chevelure
qui est de cendre ou est encore d´or.

Je répète que j´ai perdu seulement
la surface vaine des choses.
Le réconfort est de Milton et il est vaillant,

mais je pense aux lettres et aux roses.
Je pense que si je pouvais voir ma figure
je saurais qui je suis en ce soir d´enluminure.