jueves, 9 de julio de 2009

NUESTROS HORRORES, VUESTROS HIJOS

Los horrores cometidos por la juventud
son los hijos no deseados de sus padres,
un secreto bien guardado en el cajón
de la desmemoria,
la bofetada cobarde que dieron a la mujer
cuando aún no había roto sus cadenas.

Culpan a los jóvenes del deterioro del mundo
porque somos alcohólicos herederos
de nuestros mayores,
porque nos fumamos la hierba que cultivaron,
porque utilizamos la nariz para esnifar
todo el polvo que dejaron en nuestro camino.

Es fácil señalar con el dedo
los vicios que engendraron en nosotros,
con la comodidad que les otorga la edad,
la autoridad o el miedo.
Pero ese dedo inquisidor no ayudará
a revertir ni a superar la conmoción de ver
en un hijo todas las derrotas de sus padres.

Basta de hipocresía moral,
no somos más que vuestro espejo.

Jamás existirá un joven capaz de superar
los horrores cometidos por su predecesor,
ni un progenitor capaz de mejorar
la excelenciade su heredero.

2 comentarios:

Colectivo Iletrados dijo...

Verano intenso en el blog iletrado, que siga así.

Juls dijo...

tenemos la obligación de no volver a cometer los errores que hemos visto en otros.
Es obligación del ser humano intentar hacer las cosas bien.
El polvo que dejan en mi camino no he de esnifarlo, sino barrerlo.

Un beso, iletradooos!
ya de vuelta, siguiéndoos como siempre!